El proyecto U.P

Federación Española de Universidades Populares

Información – Actividades -ConvocatoriasEnlaces

OBJETIVOS GENERALES DE PROGRAMACIÓN

Las Universidades Populares tienen como objetivo prioritario facilitar el acceso, de todas las personas, a la educación, formación y a los bienes culturales en sus respectivas comunidades. Los objetivos de las UU.PP. que confluyen desde los diferentes campos de trabajo son:

  • Sensibilizar, motivar y facilitar el acceso de todos los ciudadanos y ciudadanas, que lo deseen, a los bienes y servicios educativos, formativos y culturales.
  • Potenciar el desarrollo personal y colectivo de las personas participantes, favoreciendo el desarrollo de capacidades básicas, la adquisición y actualización de conocimientos, la expresión

    creativa , la convivencia y la tolerancia.

  • Favorecer el desarrollo integral de las personas incorporando en los procesos de formación y sensibilización una serie de temas transversales (perspectiva de género, educación para la paz, la salud, el medio ambiente, etc.), que inciden significativamente en el desarrollo de las personas y las comunidades.
  • Fomentar la participación social, cultural, política y económica para la vertebración social.
  • Desarrollar procesos de formación para el empleo que faciliten la incorporación al mercado laboral, así como la adaptación a las nuevas transformaciones tecnológicas, productivas y organizativas.
  • Impulsar las producciones culturales propias de las personas y grupos de la Universidad Popular y su difusión como elemento fundamental del desarrollo cultural de la

    localidad.

  • Promover la integración social a través de la educación y formación, realizando programas específicos con los grupos más desfavorecidos, para facilitar el acceso a los bienes sociales y culturales en condiciones de igualdad.
  • Facilitar el acceso y utilización de las nuevas tecnologías para un mejor desenvolvimiento en el entorno, evitando los peligros de exclusión.

¿ A QUIÉN DIRIGEN SU ACCIÓN ?

Las personas adultas son en nuestra sociedad sujetos de educación y formación a lo largo de toda la vida, independientemente de consideraciones sobre su edad, sexo, condiciones socioeconómicas, o falta de oportunidad en su pasado…

En la Quinta Conferencia Internacional sobre Educación de Personas Adultas (CONFINTEA V) se señala que : “El derecho a la educación es un derecho universal de todas las personas “. Aunque esto es asumido, la realidad es que muchos grupos permanecen excluídos. Estos grupos merecen una acción prioritaria, tanto para evitar riesgos de exclusión como por la imprescindible solidaridad con ellos. El acceso a la educación de las personas adultas viene exigido por la obligación de redistribuir los bienes y servicios culturales entre todos los ciudadanos y ciudadanas, para superar las faltas de oportunidad y responder a la evolución acelerada a las transformaciones socioculturales y económicas y facilitar un desarrollo humano equilibrado.

Las UU.PP. promueven, así, una oferta abierta a toda la población para facilitar oportunidades de aprendizaje. Pero ante el desafío que supone motivar y facilitar el acceso de las personas menos privilegiadas, se han esforzado también, en adecuar su oferta hacia las necesidades de algunos colectivos en situación de desventaja social, como mujeres, jóvenes, personas mayores, inmigrantes, personas que se tienen que incorporar al mundo laboral o adaptarse a las nuevas necesidades del mercado laboral empresarial, menores desfavorecidos, personas con problemas de drogodependencias.

El trabajo con colectivos de población se lleva a cabo en las UU.PP. con el objeto de conocer sus necesidades educativas como grupo social y enfocar la metodología de trabajo conforme a esas necesidades concretas. No se trata de estigmatizar en nuevas categorías a la población y de contribuir al mantenimientos de esas categorías, se trata de favorecer la interrelación entre los diferentes grupos de población a través de una perspectiva integradora, respetando la unidad que presenta el individuo y planteando la integración plena de todos los colectivos en la sociedad en igualdad de condiciones.

La Federación Española de Universidades Populares favorecerá el desarrollo de proyectos adaptados a estos colectivos, mediante: la prestación de servicios de carácter técnico pedagógicos, la captación y gestión de recursos, la investigación, seguimiento e intercambio de las experiencias en estos campos, suministrando información permanente y facilitando la formación continua de los y las profesionales de las UU.PP. en cada campo. La FEUP, también, difundirá y profundizará en los programas marco ya elaborados y dirigidos a Mujer, Jóvenes, Mayores, Inmigrantes,…, donde se especifican objetivos de intervención sociocultural, y metodologías adaptadas a los mismos. Así mismo facilitará el diseño de programas marco, con la colaboración de los y las profesionales de las UU.PP., que sirvan de referencia al trabajo con nuevos colectivos.

En este sentido, la FEUP promoverá el estudio, análisis e intercambio de experiencias que faciliten la detección de las nuevas necesidades que vayan emergiendo en los diferentes colectivos, para tratar de dar respuestas a las mismas.

Dentro de los colectivos de incidencia, y en función de las necesidades detectadas por las UU.PP. se incluyen:

Igualmente existen otros colectivos que requieren apoyo formativo para

facilitar su integración social -como las personas paradas de larga duración- o para facilitar una nueva ubicación social -como los hombres en edad adulta- y que podrían ser objeto de atención específica por parte de las UU.PP., con el desarrollo de programas basados en el estudio de sus necesidades intereses y expectativas.

ITINERARIO FORMATIVO QUE OFRECEN LAS UU.PP.

La oferta educativa, formativa y cultural de las Universidades Populares se entiende como

un proceso global, integrador y flexible para facilitar el desarrollo personal, la creatividad, la participación

social y la relación con el entorno. Junto con el aprendizaje de los contenidos más específicos, de cualquier actividad que desarrolle la Universidad Popular, se plantean objetivos de mayor significatividad,

tales como facilitar la interrelación social, fomentar el diálogo y la reflexión, desarrollar actitudes y valores democráticos y contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas y de la comunidad.

Esta oferta formativa deberá adaptarse,en cualquier caso, a la realidad de cada localidad, teniendo en cuenta el entorno sociocultural, las necesidades de los y las participantes, la realidad interna de cada Universidad Popular, sus recursos técnicos, humanos, infraestructuras, apoyos institucionales y de otras organizaciones. Definiendo, así un proyecto global en el que se analicen los colectivos a los que van a dirigir su acción, se desarrollen los temas transversales, las áreas de trabajo, se indiquen objetivos, metodología, evaluación, recursos, etc. A su vez se desarrollarán los proyectos en las diferentes áreas, en donde se concreten y se de prioridad a cada uno de estos aspectos. En el curso/taller se definirán, además, el conjunto de estrategias y actividades de enseñanza y aprendizaje que deben desarrollar el monitor y los/las participantes a nivel grupal e individual.

En la práctica las Universidades Populares hacen una oferta pública a todos los ciudadanos y ciudadanas, con una determinada estructura de programas, cursos y actividades para desarrollar este itinerario formativo

Las Universidades Popular< tienen autonomía en cuanto a la planificación y organización de su oferta y responden a las variables que condicionan su funcionamiento (ubicación, tamaño de la población, análisis de necesidades, posibilidades de financiación, etc.) y por ello existe una gran heterogeneidad en la oferta de las diferentes UU.PP.

Las Universidades Populares organizan esta oferta en cursos y talleres de larga duración (a lo largo del curso escolar) o corta duración (mensual, trimestral…), en ciclos de actividades o actividades de carácter puntual abiertas a toda la población, etc.

En las UU.PP. se llevan a cabo programas sociales dirigidos a colectivos determinados que aparecen a continuación en esta propuesta de Resolución.

Teniendo en cuenta esta situación se pueden identificar, en general las siguientes áreas de trabajo:

  • Educación

En el sistema educativo formal es la escuela la encargada de proporcionar a las personas la educación de base con su titulación correspondiente. No obstante, por muy diversos motivos, una parte de la población no puede alcanzar esa titulación y, por tanto, se ve impedido su acceso a niveles más elevados de formación.

También existen muchas personas que, teniendo la titulación mínima que proporciona el sistema escolar, quieren acceder al bachillerato o a la Universidad e incluso quienes simplemente quieren actualizar los conocimientos adquiridos.

Los procesos educativos que se desarrollan en las UU.PP. tienen como objetivo facilitar a las personas herramientas básicas de aprendizaje para integrarse mejor en su entorno, aprovechando sus potencialidades y facilitar el acceso, en su caso, a los diferentes niveles del sistema educativo. Sus contenidos tienen relación con los procesos de formación reglada inicial. Son procesos educativos, suelen tener una duración anual o a más largo plazo.

De acuerdo con la filosofía de las UU.PP., estos procesos educativos se vinculan con campos como la salud, los derechos humanos, el desarrollo local, la perspectiva de género, utilización de tecnologías, etc.

Se contempla una amplia oferta, desde alfabetización, pasando por los distintos niveles intermedios, hasta el acceso a la Universidad para mayores de 25 años:

  • Neoalfabetización.
  • Preparación para la enseñanza secundaria obligatoria.Ampliación cultural.
  • Preparación para bachillerato.
  • Preparación para el acceso a la Universidad para mayores de 25 años.
  • Formación

El área de formación integra un amplio conjunto de programas y acciones que permiten a la persona iniciar o continuar procesos de formación integral a lo largo de la vida en disciplinas científicas, tecnológicas, artísticas, etc. y para la capacitación teórica, práctica, de orientación, seguimiento y acompañamiento al empleo.

  • Formación específica

Muchas personas necesitan completar su formación académica o profesional mediante conocimientos prácticos que no llevan necesariamente aparejados una titulación, pero que son de gran utilidad en su vida profesional, tales como:

  • Formación específica.
  • Informática.
  • Nuevas Tecnologías de la Comunicación.
  • Contabilidad.
  • Idiomas, entre otros.

Para aquellas personas que quieren aprender por saber y conocer cosas nuevas, para su desarrollo personal y social, para ocupar su tiempo libre, para relacioanrse, para desarrollar su creatividad, etc, las Universidades Populares ofrecen un amplio abanico de actividades entre las que pueden citarse:

  • Formación musical.
  • Formación física.
  • Seminarios de humanidades.
  • Talleres literarios.
  • Animación a la lectura.
  • Cursos de filosofía.
  • Cursos de historia, de arte.
  • Talleres sobre medio ambiente.
  • Talleres de fotografía, entre otros.
  • Formación para el empleo

En las Universidades Populares se denomina formación para el empleo al conjunto de programas y actividades orientados a que las personas participantes adquieran la formación y las herramientas que les faciliten situarse en el mercado de trabajo. En este sentido los programas abordan una formación integral, tanto de carácter como práctico. Su contenido está enfocado tanto al desarrollo personal y social como a la capacitación para el ejercicio de una profesión. Se trata por un lado de facilitar el acceso al empleo a las personas desempleadas y por otra parte, fomentar el reciclaje de las personas que ya están incorporadas al mundo laboral como trabajadores activos para mejorar sus niveles de cualificación y sus capacidades básicas para su desenvolvimiento sociolaboral.

El currículum contempla un itinerario formativo que se articula en torno a cinco ejes:

  • Información y asesoramiento laboral.

  • Capacitación profesional y ocupacional sobre distintas especialidades en función de los análisis de mercado y de las posibilidades de desarrollo laboral en cada localidad (ej.: marketing, gerontología, serigrafía, carpintería, cocina, etc.).
  • Desarrollo de capacidades básicas : autoestima, autonomía, resolución de conflictos, counicación, trabajo en equipo, etc.
  • Puesta a nivel, como complemento de las materias desarrolladas en la formación profesional y en función de las necesidades de los participantes.
  • Formación complementaria en técnicas de acceso al empleo, experiencia en empresas, seguimiento de la inserción profesional, actividades lúdico formativas, etc.

El mundo empresarial es uno de losfocos de atención emergente para los procesos formativosde las <>Universidades
Populares
, ya que la empresa y las funciones que realizan las personas trabajadoras condicionan, en gran medida, el desarrollo de la vida colectiva. En este sentido, en algunas localidades, las Universidades Populares han comenzado a realizar acciones dirigidas a la dinamización de las empresas de su entorno para promover la formación de sus trabajadores y ayudar a mejorar su competitividad, en función de la evolución de los mercados y las necesidades de adaptación a las nuevas exigencias del mundo productivo. Pueden señalarse las siguientes líneas de trabajo:

  • Análisis de las necesidades del mercado en la localidad.
  • Estudio de las características, problemáticas y potencialidades de las empresas con las que se plantea la intervención formativa.
  • Acciones de motivación, dirigidas tanto hacia los y las trabajadores, como hacia las personas responsables de las empresas locales, para el desarrollo de acciones de reciclaje que incidan en la mejora de los procesos de organización y producción.>
  • Asesoramiento en la búsqueda de apoyos para los procesos de gestión y reciclaje.
  • Desarrollo de cursos y acciones formativas adaptados a las necesidades detectadas.
  • Apoyo a pequeños grupos de personas emprendedoras en la iniciación y desarrollo de su proyecto empresarial.
  • Actividades culturales

El incremento del nivel educativo y formativo de la población en las últimas décadas ha llevado parejo un aumento en la demanda cultural, ya sea en su vertiente de creación, divulgación y difusión, ya sea en la de producción. Cada vez más aumenta el número de personas que quieren ocupar su tiempo libre y de ocio en actividades que tengan que ver con la cultura entendida en su más amplio concepto.

Las UU.PP. aprovechan esta demanda para desarrollar procesos cuyo objetivo es el desarrollo de los valores solidarios de las personas y del grupo social, la recuperación del espacio comunitario, la organización de grupos, y la proyección social y cultural de sus acciones. Es uno de los aspectos que más identifica la oferta del proyecto de Universidades Populares, ya que el desarrollo de actividades culturales está presente en prácticamente todas las programaciones anuales de las UU.PP. Estas actividades tienen un contenido lúdico importante, son por lo tanto muy motivadoras y contribuyen a incrementar la participación y consolidación de actitudes democráticas a través de la pedagogía participativa que siempre ha caracterizado a las UU.PP. En este área se llevan a cabo actividades tales como:

  • Talleres de ocio y tiempo libre en diversas temáticas: actividades dramáticas, folclore, imagen, medios de comunicación, artes plásticas y expresión artística, música, artesanía, etc.
  • Actividades creativas: expresión artesanal, medios audiovisuales, etc.
  • Actividades de difusión cultural: música, danza, folclore, teatro, cine, conciertos, conferencias, radio/TV locales, etc.
  • Actividades sobre tradiciones locales: fiestas, recuperación cultura popular, historia local, tradiciones gastronómicas, etc.
  • Feria de libro, semanas culturales, etc.
  • Exposiciones y muestras culturales, etc.
  • Actividades al aire libre, excursiones, etc.
  • Actividades deportivas.
  • Visitas culturales, entre otros.

  • TEMAS TRANSVERSALES

Desde la concepción de las UU.PP. como un proyecto global que busca el desarrollo integral de las personas, es necesario incidir en la formación y sensibilización sobre una serie de temas que en mayor o menor medida se deben incorporar a los procesos educativos ya que inciden en el desarrollo cultural de las personas y las comunidades. Estos son los denominados temas transversales. El cambio del concepto de educación de personas adultas, señalado en CONFINTEA V, supone un cambio también en el desarrollo de los procesos educativos, al que las UU.PP. se han incorporado con antelación: los temas transversales son los principales objetivos o metas del proceso educativo, mientras que los contenidos y métodos son los medios (estrategias) para facilitar su consecución.

Su incorporación en los procesos educativos búsca un mayor equilibrio entre las necesidades/potencialidades individuales y las necesidades/recursos sociales, para conseguir una mayor calidad de vida individual y una organización social más inteligente.

Se trata de temas de enseñanza que sin pertenecer específicamente a una área de conocimiento determinada, están presentes en todas las materias y procesos educativos, y que por tanto deben estar sometidos al proceso programador ordinario que supone la definición de objetivos, contenidos, actividades, evaluación… y en cualquiera de los niveles de concreción curricular y de planificación.

Los temas transversales son espacios abiertos al diálogo y por tanto no pueden ofrecerse taxonomías cerradas, ni soluciones completas. Pero para facilitar el análisis y el trabajo en estos campos puede ser de utilidad profundizar en algunas aproximaciones.

Estos temas deben reforzar la programación general de la Universidad Popular y desarrollarse en las distintas áreas, programas, cursos, en función de la posible vinculación con los contenidos de los mismos y los momentos de los grupos de aprendizaje. Se trata, también y principalmente de que los equipos técnicos, los formadores y formadoras de las Universidades Populares fomenten la sensibilización, reflexión y actuación sobre estos núcleos temáticos inter y multidisciplinares en el desarrollo de los procesos educativos.

En la Reforma Educativa española (LOGSE) se señalan algunos temas transversales que recogen aspectos que han alcanzado especial relevancia en el desarrollo humano, en las últimas décadas, tales como:

  • Educación Ética y para la Paz.
  • Educación para la Igualdad de Oportunidades de ambos sexos.
  • Educación para la Salud.
  • Educación Ambiental.
  • Educación del Consumidor.
  • Los temas que aquí se señalan han sido sugeridos en las reuniones de diferentes seminarios de la FEUP, y coinciden en muchos casos con temas transversales de la Reforma Educativa.

Aunque los temas transversales hacen referencia a problemas comunes que afectan a la vez a la vida de la persona y al desarrollo de la sociedad, para un mejor análisis se distinguen algunos que afectan más directamente a las capacidades personales y otros que tienen un mayor peso de carácter social. Desde esta perspectiva pueden señalarse:

Desarrollo de capacidades básicas personales, tales como:

  • Autoestima.
  • Autonomía.
  • Comprensión.
  • Expresión y diálogo.
  • Valoración de la información.
  • Resolución de problemas, etc.

Desarrollo de temas transversales de carácter social, tales como:

  • Educación para el desarrollo y la paz.
  • Educación ambiental.
  • Educación para racionalizar el consumo.
  • Educación para la salud.
  • Perspectiva de género.
  • Relación entre generaciones.
  • Desarrollo de la creatividad.
  • Tradiciones culturales.
  • Educación hacia una nueva cultura del trabajo/ocio.<
  • Conocimiento del funcionamiento institucional.
  • Educación en el uso de nuevas tecnologías, etc.

Dado el carácter innovador del desarrollo de temas transversales en los procesos pedagógicos de las UU.PP., se analizan más detalladamente a continuación.


Capacidades básicas personales

Entre los temas transversales que pueden tratarse, el “desarrollo de capacidades básicas”, es uno de los prioritarios en cualquier curriculum de educación de personas adultas, ya sea de educación básica, formación específica o formación para el empleo, actividades culturales, etc.

En el futuro, la autonomía y la capacidad de innovación, la capacidad de trabajar en equipo, la capacidad analítica y de toma de decisiones, así como la capacidad de aprender a aprender, así como de saber transmitir este conocimiento, serán tan importantes como las habilidades tecnológicas o el conocimiento en general.

El desarrollo de estas competencias básicas es fundamental en el proceso formativo y es tan importante como la adquisición de conocimientos o la capacitación profesional específica, porque permitirán a cada persona adaptarse a los cambios y mutaciones acelerados que se están produciendo.

La educación se dirige “hacia una dinámica en donde el énfasis está situado, no en la construcción de un cuerpo de conocimientos, sino en equipar a cada individuo con las oportunidades de aprendizaje a su medida, tanto para ampliar sus conocimientos, habilidades y actitudes como para adaptarse al mundo cambiante, complejo e interdependiente. (UNESCO 1996. `Learning: The treasure Within´states).

Las capacidades básicas pueden ser definidas el conjunto de conocimientos, destrezas, habilidades, aptitudes y actitudes que toda persona debe poseer para desenvolverse en su vida profesional y en su vida cotidiana. Estas competencias básicas pueden variar según el contexto social y económico donde el individuo se inserta, aunque sí hay cierta competencias que podrían ser universalizables. En la concepción metodológica de las UU.PP. el individuo tiene un papel activo en su formación y en su integración social y profesional. Como punto de partida es fundamental tomar como referencia el saber adquirido en sus propias experiencias y sus centros de interés.

Los programas de intervención sociocultural están “centrados en las personas”, lo que afecta lógicamente a la acción de los formadores y formadoras de personas adultas, que deben adaptar su práctica docente a este centro de
interés.

Algunas de las clasificaciones que se realizan en torno a estas capacidades, se indican a continuación.

En esta línea, de acuerdo con lo señalado por la Unión Europea (C.E.E. 1987: 69-70) se apuesta porque las acciones formativas con personas adultas tiendan al desarrollo de las siguientes competencias:

a) Personales,
tales como conocimiento de sí mismo, confianza y autonomía, capacidad de encajar y aprovechar la crítica, espíritu de iniciativa, capacidad de razonamiento lógico en la toma de decisiones y en la solución de problemas, etc., capacidad de asumir las propias emociones, comprensión y desarrollo de las aptitudes físicas y de la salud, desarrollo de las aptitudes manuales, etc.

b) Interpersonales,
como la comprensión y sentido de los demás, capacidad de autodisciplina, capacidad de aceptación de las reglas del grupo y organización, capacidad de trabajo y de participación en tareas comunes, capacidad de comunicación y de explicación, etc.

c) De comprensión y conocimiento
de temas como los tipos de trabajo, organización de la industria, servicios y administración, perspectivas de evolución e implicaciones personales e interpersonales, nuevas formas de actividades de ocio, naturaleza de las
relaciones personales y familiares, organización de la sociedad y papel del individuo en ella, etc.

Según la clasificación desarrollada por UGT y diferentes Universidades españolas (Complutense, UNED, Sevilla,…) sobre programas de intervención para el desarrollo de capacidades básicas, se identifican como capacidades básicas:

  • Autoestima:
    Consiste en el conjunto de ideas, actitudes y conocimientos que se mantienen sobre los distintos aspectos de la
    propia personalidad y de las aptitudes, así como de la forma en que se desempeñan los papeles sociales. En resumen, es la valoración que cada persona hace de sí misma.
  • Autonomía personal:
    Se refiere a la capacidad de una persona para elegir lo que es valioso para ella, es decir, para realizar elecciones en sitonía con su autorrealización.
  • Comprensión:
    Se entiende como la competencia del individuo para captar el medio y posibilitar su interactuación con él, a través fundamentalmente de la interpretación.
  • Expresión y diálogo:
    Se define como la capacidad de realizar determinadas acciones mediante el lenguaje. Es una manera de relacionarse con otras personas y de manifestar determinadas posturas frente al mundo.
  • Valorar la información:
    Las informaciones que se reciben en nuestra sociedad son tan abrumadoras que es necesario desarrollar esta capacidad para saber discriminar cuáles y cuántas nos interesan y adquirir conocimientos que permitan ampliar o precisar los que ya se poseen sobre una materia o asunto determinado para beneficio propio, es decir adaptarse y entender mejor el entorno.
  • Resolución de problemas:
    Las personas desarrollan la capacidad de resolver problemas, mejor o peor. Se trata de perfeccionar esta capacidad para evitar el silencio y la inactividad. Se trata de aportar herramientas para identificar problemas, analizar y valorar alternativas posibles de solución a los mismos, en las que estén en concordancia la racionalidad, las emociones y nuestras actuaciones y comportamientos.

En este sentido, las Universidades Populares en sus procesos educativos, mantienen entre sus
objetivos principales el desarrollo de capacidades básicas, contribuyendo a que hombres y mujeres crezcan en su desarrollo personal, aumenten su autoconfianza y autoestima, se ejerciten en la solución de problemas, en la toma de decisiones, sean más autónomos, creativos, responsables, más capaces de asumir iniciativas y riesgos, de adaptarse a los cambios, planificar, evaluar y autoevaluarse, comunicarse con eficacia y fluidez y ser capaces de trabajar en equipo.

Aunque se contemplan en la filosofía y objetivos de las UU.PP., es necesario seguir trabajando en el desarrollo curricular y en los problemas prácticos que se plantean en los procesos de enseñanza-aprendizaje, a través del intercambio, contraste de experiencias y sistematización.

Educación para el Desarrollo y la Paz -convivencia y solidaridad, derechos humanos y educación para la Paz, interculturalidad.

Se pretende desarrollar un nuevo tipo de cultura, la cultura de la paz que favorezca el desarrollo humano y que ayude a las personas a desvelar críticamente la realidad compleja y conflictiva, para poder situarse ante ella y actuar en consecuencia. El concepto de Paz se asocia, no como antítesis al de la guerra, sino al de la violencia y al de la injusticia social. La Paz hace referencia a dos conceptos íntimamente ligados entre sí el desarrollo y los derechos humanos. Dentro de este ámbito, se trabajará en torno a:

Educación en los valores

El proceso educativo debe servir para la transmisión de determinados valores tales como la justicia, la cooperación, la solidaridad, el desarrollo de la autonomía personal, la toma de decisiones, refuerzo del sentimiento grupal y de comunidad, etc., al mismo tiempo que se cuestionan los que son contrarios a la cultura de la Paz como son la discriminación, la intolerancia, el conformismo, el etnocentrismo… Este proceso debe ir acompañado de una acción consecuente entre lo que se hace y lo que se dice, desde las acciones mas cotidianas y cercanas hasta todas las esferas de relación humana.

Educación para la comprensión internacional e intercultural

Dada la creciente interrelación entre los diferentes países del Mundo y su complejidad, es importante potenciar el acercamiento a diferentes culturas y países, así como estudiar los conflictos entre las diferentes culturas, las aportaciones de unas a otras, las alternativaspositivas de relación entre ellas y la comprensión de la diversidad. Es también necesario fomentar una identidad universal desde el respeto y afirmación de la diferencia.

Educación para los derechos humanos

Se basa en la difusión y la asunción de los derechos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como el análisis de las causas que impiden su pleno cumplimiento para tratar de facilitar el ejercicio de estos Derechos.

Educación para la resolución de los conflictos

Se trata de analizar las causas que generan los conflictos, desde el ámbito personal al mundial, para posicionarse ante los mismos desde una actitud crítica y positiva y entrenarse en la habilidad y en la práctica de resolución de conflictos.

Educación para la cooperación al desarrollo

Se trataría de reflexionar y conocer las posibilidades de actuación para mejorar la situación de los países menos desarrollados, desde una óptica de respeto, solidaridad, valoración de los desequilibrios socioculturales y económicos.

Educación ambiental

La educación para el conocimiento, valoración y cuidado del medio ambiente es indispensable tanto para las generaciones jóvenes como para las personas adultas, ya que la búsqueda del equilibrio en el impacto de la relación de las personas humanas con su entorno es uno de los principales retos con que se enfrenta la civilización en este momento.

La crisis ambiental es una crisis global de factura humana, lo que significa que los seres humanos pueden detener y dar marcha atrás a la degradación.

La educación de personas adultas llevada a cabo dentro de un marco ecológico es una contribución importante para la creación en todo el mundo de sociedades más justas y saludables. No se puede esperar hasta la próxima generación para confrontar problemas ambientales causados por nuestra generación y las precedentes.

En la Agenda 21, el Tratado sobre educación ambiental para la responsabilidad global y las sociedades sostenibles, la Carta de Belgrado y la Declaración mundial de educación para todos, se manifiestan algunos principios para desarrollar metas precisas de aprendizaje de la educación ambiental de personas adultas, tales como:

  • Todas las personas adultas, tienen el derecho a aprender sobre medio ambiente.
  • a educación ambiental de personas adultas no es neutral sino que está basada en la asignación de valores y tiene como meta la transformación de la sociedad.
  • La educación ambiental de personas adultas no es una meta en sí misma, sino un proceso de por vida, basado en el respeto hacia toda la vida.
  • La educación ambiental debe ayudar a las personas para reducir el consumo y racionalizar los recursos.

En la Declaración de Hamburgo sobre la Educación de Adultos (CONFINTEA V), en el artículo 17 sobre medio ambiente sostenible se señala: “La educación para un medio ambiente sostenible debe ser un proceso que dure toda la vida y que permita aprender que los problemas ecológicos existen en un contexto socioeconómico, político y cultural. No se puede pensar en un futuro sostenible sin abordar las relaciones entre los problemas ambientales y los actuales paradigmas del desarrollo. La educación de los adultos sobre el medio ambiente puede cumplir una importante función en la sensibilización y movilización de las comunidades y los decisores con miras a una acción ambientalmente sostenible”.

Según, CONFINTEA V, se indican objetivos para la educación de adultos en relación con el medio ambiente (tema 6), se podrían señalar entre otros lo siguientes:

  • Aumentar la capacidad de los ciudadanos y ciudadanas de diferentes sectores sociales para tomar iniciativas innovadoras sobre desarrollo ecológico.
  • Influir en el cambio de los modelos de producción y consumo.
  • Integrar en los programas de educación de adultos los saberes tradicionales sobre la interacción entre el ser humano y la naturaleza.
  • Integrar las cuestiones de medio ambiente en todos los procesos de educación de personas adultas.

Desde el proyecto de UU.PP<. se trabaja en torno a la consecución de algunos de los siguientes objetivos:

  • Proporcionar a todas las personas la posibilidad de adquirir los conocimientos, el sentido de los valores, el interés activo y las actitudes necesarias para proteger y mejorar el medio ambiente de forma activa.
  • Reflexionar sobre nuevas pautas de comportamiento en los individuos, los grupos sociales y la sociedad en su conjunto, respecto del medio ambiente.
  • Insistir en el valor y la necesidad de la cooperación local, nacional e internacional para prevenir los problemas ambientales.
 

Comentarios cerrados.