Las UUPP

Federación Española de Universidades Populares

¿QUÉ SON LAS UNIVERSIDADES POPULARES?

LAS UNIVERSIDADES POPULARES SON UN PROYECTO DE DESARROLLO CULTURAL QUE ACTÚA EN EL MUNICIPIO, CUYO OBJETIVO ES PROMOVER LA PARTICIPACIÓN SOCIAL, LA EDUCACIÓN, LA FORMACIÓN Y LA CULTURA,
PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS Y LA COMUNIDAD”

(VII Congreso, Enero 2000)

El Proyecto Universidad Popular se caracteriza por ser una idea original, desarrollada ampliamente en sus Bases Conceptuales y las Resoluciones de los Congresos y Asambleas. El Proyecto cuenta con unos recursos económicos, técnicos y humanos, para su puesta en práctica y con un determinado apoyo social e institucional.

Las Universidades Populares conjugan distintos tipos de acciones en el ámbito local, manteniendo una perspectiva mucho más amplia y abierta, demostrando una capacidad para adaptarse a las distintas realidades y situaciones, en un doble postulado de unidad y diversidad, “pensando globalmente y actuando localmente”.

Las Universidades Populares desarrollan su acción en distintos puntos de España, comparten un mismo enfoque y orientación, y están organizadas en una red, constituyendo la Federación Española de Universidades Populares -FEUP- como elemento aglutinador y coordinador.

Las Universidades Populares dependen directamente de los Ayuntamientos, Mancomunidades o bien de asociaciones con fines no lucrativos, desarrollando una función mediadora entre la Administración y los ciudadanos/as.

El Proyecto Universidad Popular es participativo, en el que la participación es un método de trabajo y un objetivo fundamental, en tanto que constituye un motor de cambio interno y externo.

La acción de las Universidades Populares>, trata de globalizar e integrar las dinámicas y recursos existentes dentro del municipio, poniéndolos al servicio de la calidad de vida de las personas y de las transformaciones sociales necesarias para mejorarla.

EL PROYECTO UNIVERSIDAD POPULAR

  • LAS UNIVERSIDADES POPULARES SON UN PROYECTO
  • DE DESARROLLO CULTURA
  • QUE ACTÚA EN EL MUNICIPIO
  • CUYO OBJETIVO ES PROMOVER LA PARTICIPACIÓN SOCIAL,
  • LA EDUCACIÓN, LA FORMACIÓN Y LA CULTURA
  • PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS Y LA COMUNIDAD
  • Las Universidades Populares son un Proyecto…

    Las UU.PP.no son Casas de Cultura, ni Centros Cívicos, ni Centros de EPA, ni escuelas de cualquier tipo. Las UU.PP. no son definibles por el espacio en que se ubican, por las acciones realizadas o por las personas que las integran en un determinado momento y lugar; y tampoco pueden considerarse como una mera utopía.

    Las UU.PP. son un Proyecto: una idea original que se justifica en un marco institucional, técnico, administrativo y económico – financiero; una unidad de acción capaz de materializarse en un tiempo y un territorio conjugando cuatro elementos fundamentales: una idea, un plan, unas personas y determinados recursos.

    La conjunción de estos elementos con las circunstancias y problemas presentes en cada comunidad, es lo que determina las acciones seguidas en cada caso.

    Las Universidades Populares son un Proyecto de Desarrollo Cultural…

    El proceso de desarrollo es algo más complejo y global que el simple crecimiento económico. Primero apareció el concepto de modernización para subrayar los cambios que se derivan del desarrollo económico y posteriormente se
    habló de progreso social paralelo. El informe Bag Hammarskjold (1985) propone “otro desarrollo” fundamentado en las necesidades de la población, en su carácter endógeno, autosuficiente, ecológicamente solvente y basado en transformaciones estructurales.

    Sin embargo, a pesar de este avance, el concepto de desarrollo está todavía muy ligado a lo económico y de hecho el debate sobre la dimensión cultural del desarrollo o el papel estratégico de la educación es más propio de los
    agentes culturales que de economistas.

    Desde las Universidades
    Populares

    hemos podido comprobar como el aumento de bienestar
    material no consigue necesariamente un
    enriquecimiento cultural y desde luego, el
    crecimiento sin medida, conduce, quizás, a un nivel
    de vida más elevado pero a una calidad de vida más
    baja.

    Para nosotros, el
    Desarrollo Cultural -DC- aparece como concepto
    contrapuesto al desarrollo que se basa exclusivamente
    en el crecimiento económico. El Desarrollo Cultural
    debe llevarnos a un nuevo estilo de vida para mejorar
    la calidad de vida.

    Este nuevo estilo de vida
    da prioridad al ser sobre el tener y al más vivir
    sobre el más hacer. No nos conformaríamos con
    incrementar el Producto Nacional Bruto o la Renta Per
    Cápita porque nuestro interés se centra en la
    felicidad de la gente.

    La creación de un nuevo
    modo de vivir tiene connotaciones esencialmente
    culturales. Se trataría de crear una nueva comunidad
    basada en la cultura de la proximidad y las
    relaciones de vecindad y solidaridad.

    El Desarrollo Cultural
    postula la inclusión de lo cultural en la
    planificación global. El elemento motor del DC es el
    dialogo cultural, basado en la pluralidad y el
    respeto mutuo. El DC no debe ser responsabilidad del
    Estado exclusivamente, es una responsabilidad de
    todos y juegan un papel determinante las estructuras
    intermedias. Un concepto extenso del patrimonio
    cultural es el soporte fundamental del Desarrollo
    Cultural. El DC debería conducir a la
    democratización de la cultura a través de la
    garantía del libre acceso y participación de la
    población en el conocimiento, uso, disfrute y
    creación de los bienes, hechos y servicios
    culturales.

    Las
    Universidades Populares son un Proyecto de Desarrollo
    Cultural
    que
    actúa en el Municipio…

    Desde las UU.PP. consideramos al Municipio como el
    marco idóneo para la acción y al Ayuntamiento como
    la base más adecuada para la institucionalización.
    El territorio permite por un lado unificar y
    homogeneizar las acciones a través de la
    concertación de todos los agentes que intervienen y,
    por otro, permite diversificar y particularizar en
    función de las características propias.

    En los últimos años, se
    ha visto incrementado el nivel competencial y de
    financiación de los Ayuntamientos, sin embargo, se
    deberá seguir profundizando en esta línea, lo cual
    redundará en beneficio de las
    UU.PP. como servicio municipal.

    Los Municipios constituyen
    el nivel de la Administración más cercano al
    ciudadano, razón por la cual son el referente más
    inmediato en la prestación de servicios públicos.
    El Ayuntamiento, además, tiene que garantizar el
    efectivo ejercicio de los derechos fundamentales y
    que en nuestra singularidad son el derecho a una
    EDUCACIÓN,
    FORMACIÓN Y CULTURA PARA TODOS.

    Los Ayuntamientos han
    desarrollado una fina sensibilidad para captar las
    necesidades y aspiraciones de la población y en los
    últimos veinte años han puesto en marcha
    iniciativas innovadoras en cuanto a la prestación de
    servicios.
    Las UU.PP. son una iniciativa fundamentalmente
    municipal que ha dado respuesta a muchas de estas
    necesidades y demandas.

    En términos de DC el
    contacto con los usuarios y la población en general
    es determinante. Actualmente se tiende a transferir a
    los Ayuntamientos los centros de decisión y la
    creación de servicios culturales. La
    descentralización en materia cultural está en la
    base de la democratización de la cultura y de la
    democracia cultural.

    Si el propósito
    democratizador de la cultura quiere instaurar un
    diálogo verdaderamente cultural con el gran
    público, respondiendo a sus necesidades y a la
    evolución de sus modos de vida, el centro de
    decisiones que determina las finalidades, objetivos y
    medios tiene que ser municipal. De este modo, los
    programas de actividad y las infraestructuras serán
    más apropiadas a las necesidades nuevas.

    Avanzando en una política
    de descentralización del hecho cultural, las
    UU.PP. manifestamos la conveniencia de que
    la Administración Educativa delegue en los
    municipios las competencias en materia de Educación
    de Personas Adultas, puesto que es una actividad que
    afecta a sus “intereses propios” y puede
    mejorar la “eficacia de la Gestión Pública y
    alcanzar una mayor participación ciudadana”.

    En la medida en que las UU.PP. suponen una redefinición de la
    Educación de las Personas Adultas y de la
    Intervención Sociocultural dentro de una perspectiva
    de DC de una comunidad, son un instrumento valioso
    para los municipios.

    El Proyecto Universidad
    Popular
    ,
    requiere el compromiso y apoyo de la institución
    promotora en cuatro puntos básicos: Unos recursos,
    un equipo de personas suficiente y estable, unos
    programas a medio y largo plazo y una fuerte
    implantación social.

    Las Universidades
    Populares

    apoyan la creación de espacios (Consejos Locales,
    Consorcios, etc.) para la coordinación de la
    Educación de Personas Adultas en el ámbito
    municipal y en las que participen todas aquellas
    instituciones, organizaciones y personas que se
    interesan por esta actividad. Desde la
    Administración educativa propiamente dicha, hasta
    las asociaciones civiles sin ánimo de lucro, desde
    los servicios de la Administración municipal hasta
    los agentes sociales o cualquier iniciativa de
    interés; también los medios de información y
    comunicación locales y otras asociaciones con fines
    culturales y educativos. Sus funciones serían
    facilitar la discusión y la coordinación entre
    todos, para examinar la planificación de la
    educación de las personas adultas en la zona
    considerada; vigilar para que las necesidades
    existentes reciban la debida atención y que se saque
    el mayor partido posible de los recursos sociales,
    educativos, formativos y culturales de la zona en
    cuestión; señalar donde se manifiestan deficiencias
    o lagunas y organizar y sugerir experiencias. La
    actividades de estos espacios de coordinación deben
    demostrar de forma tangible a todos los interesados,
    cómo este servicio impregna toda la vida de la
    comunidad.

    La U.P. representará para el Ayuntamiento
    uno de los instrumentos fundamentales para la
    coordinación de la educación de personas adultas.
    En este sentido, el dinamismo de la acción, vendrá
    determinado por la capacidad de la
    U.P. para analizar la realidad y hacer
    un diagnóstico sociocultural, detectar intereses y
    necesidades, optimizar recursos y concertar acciones.

    Las
    Universidades Populares son un Proyecto de Desarrollo
    Cultural en el Municipio
    cuyo objetivo es promover la
    Participación Social

    Entendemos por
    participación social el sistema de medios y de
    medidas que tiene por finalidad permitir y asegurar
    el acceso de todas las personas y grupos de una
    sociedad al proceso de toma de decisiones que se da,
    tanto en las instancias administrativas más altas,
    como en todas y cada una de las instituciones y
    organizaciones que la integran. La verdadera
    participación consiste en el ejercicio de la
    gestión y control de las decisiones por parte de la
    mayoría, de modo que los integrantes de cada
    comunidad puedan libremente expresar sus intereses y
    realizar sus aspiraciones.

    Para las UU.PP., la participación social,
    constituye un objetivo de prioritario cumplimiento
    también dentro de los propios proyectos como mejor
    forma de impedir que los mismos se anquilosen y
    burocraticen.

    Además, los sectores
    institucionales y técnicos de las
    UU.PP. deben asumir la riqueza que
    representa la participación de cara a generar
    alternativas de mejora del entorno y como forma de
    potenciar la solidaridad y la tolerancia.

    Las Universidades
    Populares

    reúnen todas las condiciones para constituirse en un
    primer escalón de participación ciudadana en los
    Ayuntamientos.

    Se trata de que desde las UU.PP. se instrumente una “Pedagogía
    de la Participación” con programas que
    aglutinen a colectivos que tengan intereses comunes
    para que, partiendo de la realidad concreta y
    aplicándose a los diferentes ámbitos de la vida
    municipal, hagan posible una mejora de la gestión o
    del entorno con la real y efectiva participación de
    los ciudadanos.

    Esta “pedagogía”
    y “programas” “de la
    participación” se basan en el principio de que
    son los individuos los que deben hacer por sí mismos
    todo lo que puedan para lograr el desarrollo de su
    comunidad; y en objetivos más complejos asociándose
    libremente con otros y así sucesivamente, hasta
    llegar a las tareas que sólo puede asumir la
    sociedad en su conjunto. En las
    UU.PP. consideramos la participación como
    un principio y una finalidad, un objetivo y un
    método que impregna todas las actividades.

    La organización de
    procesos y de estructuras participativas, además,
    constituye una tarea imprescindible para el
    establecimiento, consolidación y profundización de
    una sociedad y cultura auténticamente democráticas.

    Las
    Universidades Populares son un Proyecto de Desarrollo
    Cultural en el Municipio, dirigido a promover la
    Participación Social,
    la Educación, la Formación y la Cultura

    Es absurdo pretender
    reducir los procesos de enseñanza-aprendizaje a los
    estrechos márgenes de un aula, escuela o sistemas
    educativos, y también es poco congruente con la
    realidad, pretender que los mismos se desarrollen
    sólo en unas circunstancias precisas y con unos
    individuos determinados, ya sean jóvenes, adultos,
    hombres o mujeres. Se aprende mientras se vive y se
    aprende de lo que se vive. Por tanto, todo en la
    comunidad es potencialmente educativo, del mismo modo
    que cualquier situación puede servir para aprender.

    La Educación a lo largo de
    la vida es un principio que señala que, como no
    todos los aprendizajes se producen de la misma
    manera, tampoco todos los procesos educativos han de
    regirse por las mismas estructuras, contenidos o
    métodos.

    Para que pueda
    desarrollarse proyectos de educación a lo largo de
    la vida, es necesario ir más allá de los
    planteamientos restrictivos de las educaciones
    sectoriales y por parcelas (educación infantil,
    personas adultas, individual, grupal, colectivos,
    instituciones), desarrollando unas estructuras y
    estrategias respetuosas con esta diversidad,
    orientadas a diferentes “públicos” y
    basadas en unos tipos de actuación también
    diferenciados, en definitiva, un proceso abierto,
    flexible e integral.

    Esto es lo que las UU.PP. suelen hacer, al trabajar de
    distinto modo con:

    • Personas que
      explícitamente desean realizar unos
      aprendizajes determinados
    • Personas que desean
      participar en actividades de aprendizaje y
      culturales, pero que no tienen un interés
      específico centrado en unos temas o
      contenidos muy concretos.
    • Organizaciones o
      asociaciones que formulan una demanda
      explícita y específica de formación.
    • Grupos y colectivos
      más o menos organizados que desean una mayor
      formación o capacitación en general,
      usualmente dirigida a modificar su entorno y
      marco de vida.
    • Personas y entidades
      que no formulan ningún tipo de demanda ni se
      plantean participar a ningún nivel en
      actividades de las
      UU.PP.

    En cada uno de estos casos,
    las intervenciones llevadas a cabo son distintas:
    mientras que para las personas que desean realizar
    aprendizajes determinados se organizan talleres y
    cursos, el trabajo con las personas que presentan
    unos intereses de aprendizaje más inespecíficos
    asume una estructura y organización propias del
    trabajo por programas.

    En cambio, en el caso de
    las demandas no individuales, lo que varía es la
    estrategia de acción. Así, se tiende a trabajar por
    módulos o por actividades puntuales, acotadas en
    objetivos, contenidos, tiempo y espacio. O bien
    -cuando se trata de grupos y de colectivos- aplicando
    la metodología de Animación Sociocultural.

    Frente a las personas y
    entidades que no formulan ninguna demanda, las
    UU.PP. suelen tratar de establecer nuevas
    estructuras de información, sensibilización y hasta
    de “marketing social”, con el propósito de
    llegar a ellos.

    Las
    Universidades Populares son un Proyecto de Desarrollo
    Cultural en el municipio, dirigido a promover la
    Participación Social y la Educación Continua
    para mejorar la Calidad
    de Vida de las personas y de la comunidad.

    La “Calidad
    de vida”
    es una noción
    que comienza a utilizarse allá por los años 70 para
    sustituir a la de “bienestar social”, que a
    su vez había reemplazado al término mucho más
    propio del lenguaje coloquial de
    “felicidad”. El paso del término
    bienestar, al de calidad de vida, supone una cierta
    recuperación de esta primera acepción, al retomar
    la perspectiva del sujeto como aspecto fundamental.

    Enlazando estos tres
    términos en una sola definición, puede decirse que
    calidad de vida es la proporción de bienestar
    físico, mental y social experimentados por cada
    individuo y cada grupo, así como de felicidad,
    satisfacción y realización producidas por sus
    circunstancias y condiciones de existencia.

    Este concepto humanista de
    la calidad de vida cuestiona en primer lugar el tipo
    de crecimiento económico indefinido que se aleja de
    referencias fundamentalmente humanas. El crecimiento
    económico no es por sí mismo un fin sino un medio
    para crear mejores condiciones de vida. Estas
    condiciones de vida vienen definidas por las
    aspiraciones y preocupaciones de la gente. Unas
    aspiraciones y preocupaciones que las
    UU.PP. recogen y asumen en sus programas.

    En este sentido sería
    útil como referente de la calidad de vida la lista
    siguiente de preocupaciones sociales:

    • Disfrute
      de buena salud.
    • Educación
      para el desarrollo de la personalidad y el
      ejercicio de las responsabilidades cívicas.
    • Conservación
      y enriquecimiento de la herencia cultural.
    • Acceso
      a un empleo digno y remunerado.
    • Elección
      del empleo del tiempo libre.
    • Igualdad
      de acceso a bienes y servicios públicos.
    • Cobertura
      familiar ante los riesgos económicos.
    • Acceso
      a una vivienda digna.
    • Protección
      y uso satisfactorio del medio ambiente.
    • Seguridad
      ciudadana.
    • Igualdad
      ante la ley y confianza en la justicia.
    • Participación
      en la comunidad y en los procesos de
      decisión.

    CARACTERÍSTICAS
    DE LAS UNIVERSIDADES POPULARES

    • Las
      UU.PP. son unas experiencias desarrolladas en
      distintos puntos de la geografía española,
      que comparten un mismo enfoque y
      orientación, y están organizadas en Red,
      con unas Asociaciones Territoriales, en el
      ámbito regional, provincial, insular o
      comarcal y una
      Federación, en el
      ámbito nacional, como elemento aglutinador y
      coordinador.
    • Aún
      en los casos en que dependen directamente de
      Ayuntamientos o de otras instancias
      públicas, las UU.PP. ocupan una función
      mediadora entre la Administración y los
      ciudadanos y desarrollan su acción en el
      ámbito del municipio.
    • Son
      proyectos participados y participativos, en
      los que la participación es un objetivo
      fundamental y un método de trabajo, en tanto
      que constituye un motor de cambio interno y
      externo.
    • Su
      acción trata de globalizar e integrar las
      dinámicas y recursos existentes dentro del
      municipio, poniéndolas al servicio de la
      calidad de vida de las personas y de las
      transformaciones sociales necesarias para
      mejorarla..
    • Contribuyen
      a que hombres y mujeres crezcan en su
      desarrollo personal, aumenten su
      autoconfianza y autoestima, se ejerciten en
      la solución de problemas, en la toma de
      decisiones, sean más autónomos, creativos,
      responsables, más capaces de asumir
      iniciativas y riesgos, de adaptarse a los
      cambios, planificar, evaluar y
      auto-evaluarse, comunicarse con eficacia y
      fluidez y ser capaces de trabajar en equipo.
    • Utilizan
      estrategias tanto educativas, formativas como
      culturales, y promueven, apoyan y organizan
      todo tipo de procesos de aprendizaje según
      los principios de la “Educación a lo
      largo de la vida”, en algunos casos
      diseñados “para” determinadas
      personas o colectivos, pero siempre contando
      con la implicación “de” los
      mismos. (Educación, Formación y Cultura
      “para” todos y “de”
      todos).

    ¿CÓMO
    SE IDENTIFICA UNA UNIVERSIDAD POPULAR ?

    Para que una Universidad Popular sea considerada como tal, ha de cumplir con los
    siguientes requisitos:

    • Asumir
      el acervo teórico (Bases Conceptuales),
      normativo (Estatutos) y programático (Marco
      General de Programación), definido en los
      Congresos y Asambleas Generales.
    • Llevar
      a cabo un proyecto educativo, formativo y/o
      cultural de base territorial municipal o
      comarcal, dirigido a toda la población,
      dando prioridad a la lucha contra la
      exclusión social.
    • Desarrollar
      estrategias socioculturales, aplicando una
      metodología, activa, participativa y
      pluralista.
    • Institucionalizar
      la participación en su seno, de las personas
      con responsabilidad institucional, el
      personal técnico y administrativo, así como
      a las personas participantes en sus
      actividades, bien en los órganos de
      gestión, bien mediante la creación de
      órganos consultivos.
    • Dotarse
      de los recursos en infraestructuras,
      técnicos y humanos -plantillas suficientes
      de personal estable-, que garantice la
      continuidad en la acción del Proyecto.

    • Facilitar
      la formación y el perfeccionamiento de los
      miembros del Equipo Técnico de la
      Universidad Popular, asignando recursos y
      estableciendo un tiempo anual para la
      formación.
    • Coordinar
      sus acciones y recursos con otras
      administraciones, organizaciones y colectivos
      que actúan o intervienen en la localidad.
    • Contribuir
      al sostenimiento económico, desarrollo y
      fortalecimiento de la
      Federación, mediante
      la participación activa en sus Órganos de
      Gobierno y actividades, así como formar
      parte de las Asociaciones Territoriales de
      Universidades Populares.

 

 

Comentarios cerrados.