Las Universidades Populares recogemos el guante

Dejadme que os traiga a la memoria una pequeña parte de nuestro camino colectivo, del proyecto de Universidades Populares. Las Universidades Populares, como sabéis, surgieron a finales del siglo XIX y principios del XX de la mano de intelectuales de la Institución Libre de Enseñanza para llevar la cultura y la educación a las clases populares, supliendo las carencias de unas instituciones incapaces de garantizar esos servicios públicos esenciales.

Y ahora me gustaría que leyerais con atención la siguiente cita:

“Hagamos un futuro sostenible e inclusivo que resulte hermoso a los ojos, la mente y el alma”.
 

Estas maravillosas palabras son parte de una declaración lanzada por la Comisión Europea a través de su presidenta Von der Leyen al conjunto de agentes sociales de la vida intelectual europea, en la que anima a construir la New Bauhaus European Project.

Las Universidades Populares recogemos el guante porque nos sentimos identificadas tanto en las motivaciones, en el arranque de la propuesta, como en la excitante visión de los objetivos finales. Y porque creemos firmemente que generar un futuro digno y sostenible pasa por participar en la preparatoria de las motivaciones del inicio para obtener las fertilidades y frutos de mañana. Un mundo mejor solo será posible con la participación de todas las personas. Una participación que habrá de ser consciente, reflexiva y comprometida.

Pero además de los puntos en común en los objetivos generales, me gustaría apuntar las razones que impulsan nuestra participación, así como algunas de las aportaciones que desde la singularidad de la red de Universidades Populares ponemos al servicio de la iniciativa New Bauhaus.


¿Qué tenemos en común con la propuesta?


Habría que decir que lo que tenemos en común con el proyecto es un anhelo de un futuro digno, más rico, más inclusivo y más sostenible que el que la historia reciente nos ha forzado a vivir. Las Universidades Populares han forjado su trayectoria en la búsqueda de una alternativa de vida digna para poblaciones que, por razones geográficas e históricas, han sufrido desidia, marginalidad y ostracismo. Y lo hemos hecho usando la formación y el aprendizaje como palanca de progreso.

En esto, las Universidades Populares comparten con el nuevo proyecto New Bauhaus algo que ya estaba presente en la sintonía con la propuesta original impulsada por Gropius y sus colaboradores. Nacidas ambas instituciones en los comienzos del siglo XX, compartíamos (y compartimos) la confianza en que la educación y el cultivo de las artes son el mejor modo de acceder a un nuevo estilo de vida.

Si la Bauhaus de Klee, Kandinsky o Van der Rohe aspiraban a la transformación de las actitudes ante la vida mediante la intervención en los procesos de creación material de la misma, por razones históricas, la Institución Libre de Enseñanza en España ILE (de quien somos sus herederas) optó abiertamente por la educación alfanumérica y por la exposición de los avances de la ciencia en las comunidades rurales donde la universidad y el pensamiento científico no disponía de canal de representación. Buscábamos (y buscamos también hoy) un cambio de vida impulsado por la cultura, el pensamiento crítico y la moralidad generada en el trabajo.

La similitud de base del pasado entre la ILE y la Bauhaus de Dessau de principios de siglo se presenta ahora con idéntica emoción entre la red de Universidades Populares de España y la propuesta lanzada por la presidenta Von der Leyen: “si le damos una oportunidad a las potencialidades creativas, no nos defraudarán. El futuro depende más de las artes, las ciencias, el respeto a las diferencias culturales y la preservación de los patrimonios ecoambientales que al éxito de fugaces iniciativas económicas, eso vendrá por añadidura.”

 

¿Qué aportamos?


Somos una institución en red de formación. Por tanto aportamos sobre todo experiencia en el diseño y la trasmisión de conocimientos. Como la Bauhaus original, para nosotros formar es acumular conocimiento y difundirlo entre nuestros colectivos.

Las características de nuestros colectivos ofrece una oportunidad importante para avanzar en los retos de la New Bauhaus: sostenibilidad basada en el acercamiento a lo diverso, a lo diferente, a lo olvidado en algunos casos. Porque las Universidades Populares se hallan en zonas periféricas y poblaciones de tamaño medio y pequeño, territorios que han soportado largos decenios de abandono e incomprensión.

La red de centros que las componen y su trayectoria formativa convierte a esta red en una joya para la puesta en marcha de iniciativas tendentes a potenciar el capital intelectual residido en esos territorios, siguiendo pautas que tienen que ver con la sostenibilidad de lo que se conoce como territorios vaciados de Europa. Nos parece que nuestra aportación es tan valiosa que si no existieran las Universidades Populares, sinceramente, creemos que habría que inventarlas como paso previo a la construcción de un futuro mejor.

¿Qué nos mueve?


En primer lugar nos mueve nuestra absoluta confianza en las personas, protagonistas de los procesos de liberación y de ensanchamiento del horizonte personal individual y colectivo. Creemos que todo hombre y toda mujer se convierten en personas mejores peores o dependiendo de las condiciones que le rodean.

Nuestro leitmotiv es la provisión de las condiciones oportunas, que en nuestro caso son el conjunto de conocimientos y las destrezas entrenadas en procesos de formación en los que nos implicamos a fondo. Pero lejos de fortalecer y dominar procesos de aprendizaje estándar, las Universidades Populares podemos sentirnos orgullosas de haber puesto en marcha desde hace tiempo planes educativos basados en las experiencias de nuestros educandos. Y estas, sus experiencias, son la base de las culturas locales que deseamos seguir explorando para avanzar en los objetivos de riqueza creativa y sostenibilidad que enmarcan la propuesta New Bauhaus. 

En segundo lugar nos mueve la responsabilidad por la utilización de nuestros recursos para la mejora de los territorios en los que estamos asentadas. Las Universidad Populares se encuentran radicadas en más de 100 ciudades de tipo medio en todas las comunidades autónomas de España. Poseemos un conjunto patrimonial de centros e instalaciones que puede ser aprovechado para profundizar más en la difusión de avances de las ciencias y de la artes así como generar en nuestro seno estrategias de acumulación de conocimientos de base tecnoartística.

Personal técnico entrenado forman la columna vertebral de nuestros recursos humanos. Su compromiso está garantizado, lo que necesitamos es alinearnos con los principios por los que va a discurrir la iniciativa New Bauhaus.

Finalmente nos mueve la pulsión que percibimos en la propuesta de la Comisión. Desde hace años en las Universidades Populares venimos ensayando formas de progreso e innovación con efectos en la mejora de nuestra propuesta formativa, pero sobre todo en las posibilidades de intervención en el desarrollo de la vida de las comunidades en las que estamos presentes.

Nuestra admiración por las culturas locales, que reforzamos con nuestra práctica educativa, no está reñida con el descubrimiento y aprovechamiento de los avances en distintos campos de la ciencia y el arte que utilizamos como referencia de nuestros planes de formación. Siempre con la vista puesta en la innovación de procesos y la mejora de las condiciones de vida de las comunidades periféricas, de tal forma la iniciativa New Bauhaus viene a convertirse en una referencia para modelar nuestras inquietudes.


Y finalmente, una convicción


Los retos lanzados al conjunto de las sociedades europeas expresados por la presidenta de la Comisión vienen a confirmarnos en uno de nuestros principios fundacionales. En la diversidad, en el respeto por la misma y en su cultivo y desarrollo se encuentra la riqueza de los pueblos y las garantías de permanencia.

De las palabras de Von der Leyen se desprende que Europa se entiende como un conjunto de enormes y diversas fuerzas creadoras ubicadas e distintos lugares físicos y morales. Siempre hemos creído en ello, por esa razón nuestra apuesta educativa se encuentra atomizada y dispersa por todo el territorio nacional.

En esta cuestión, nuestra convicción está fuera de toda duda. Como lo está la reflexión sobre sostenibilidad y recuperación medioambiental, pues nuestra lucha de los últimos 30 años ha tenido que vérselas con poblaciones demográficamente declinantes y territorios devastados por efecto de un modelo económico centralizador y despilfarrador de recursos.

La convivencia cotidiana con las personas y colectivos presentes en nuestros territorios nos permiten un acercamiento y una proximidad que facilita el entendimiento de todo lo relacionado con las conductas y las aspiraciones de sus gentes, que son la base de la cultura local. Por otro lado, el ser una institución educativa, nos mantiene en continuo contacto con las propuestas que desde el mundo del arte y de las ciencias saltan al espacio de lo público. En ese sentido La New Bauhaus nos completa en nuestra intención de reconocer en lo global para actuar en lo local.

Estamos firmemente convencidas de que el futuro nos pertenece, pero hemos de implicarnos en su conformación. Y estamos convencidas de que un futuro guiado por las fuerzas creadoras y comprometidas con el cuidado de nuestros espacios es la forma inteligente de enfrentarse a los enormes retos que nos acechan. Por ello, saludamos la iniciativa New Bauhaus y desde aquí queremos ponernos en primera línea de colaboración.


Fdo. Mónica Calurano Vellarino
Presidenta de AUPEX / Presidenta de FEUP

 

Fuente: AUPEX

Related posts

Top