La Universidad Popular de Logroño, distinguida por el Ministerio de Cultura

La Universidad Popular de Logroño ha conseguido con su proyecto ‘Universidad Popular de Logroño. Educando para la vida’, que recoge la experiencia de esta institución durante sus 25 años de existencia, el tercer premio y mención especial ‘Julián Sanz del Río’ del prestigioso certamen nacional ‘Miguel Hernández’, que anualmente convoca el Ministerio de Cultura y al que en la última edición se han presentado más de 40 candidaturas.

Por estos reconocimientos, la UPL recibirá una dotación de 16.250 euros, correspondiente al tercer premio, y por la mención especial cuenta con el aval del Ministerio de Educación como candidatura española a los premios internacionales de Alfabetización de la UNESCO en su próxima convocatoria.

Pablo Hermoso de Mendoza ha explicado que Logroño «no se entendería sin la implicación de la Universidad Popular de Logroño, un lugar lleno de oportunidades, un espacio para la participación de las personas que eligen educarse de forma permanente, de manera innovadora, con calidad. La Universidad Popular es aquel espacio que, además de todo esto, tiene la solidaridad como uno de sus pilares, trabaja por la justicia social a través de la educación con la idea de promover el desarrollo personal y compensar las desigualdades sociales».

Los premios Miguel Hernández se convocan desde el año 1991 y están dirigidos a reconocer y divulgar la labor realizada por aquellas instituciones públicas, entidades privadas sin ánimo de lucro y centros públicos de educación de personas adultas, cuyo objetivo sea fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida, promover sistemas de segunda oportunidad y aumentar la participación y continuidad en la educación y formación permanente, con el fin de compensar desigualdades sociales, facilitar el desarrollo personal, social y laboral y hacer frente a los retos de la actual sociedad del conocimiento.

En ellos se valoran las candidaturas que se distinguen por ofrecer una educación y formación permanente innovadora de calidad, realizar una aportación eficaz a las diferentes formas de alfabetización, favorecer el acceso a la educación y la formación de los grupos socialmente desfavorecidos y en situación de vulnerabilidad, contribuir al desarrollo de las competencias clave, fomentar mecanismos de apoyo a la incorporación de hábitos de aprendizaje permanente y favorecer la generalización del acceso a la información, asesoramiento y orientación a las personas adultas.

Por su parte, desde 2015, la mención especial ‘Julián Sanz del Río’ tiene un doble fin: por un lado, premiar y reconocer los proyectos de calidad que destacan por su aportación innovadora en los aspectos didácticos y metodológicos para la adaptación y desarrollo de las competencias básicas, para el aprendizaje a lo largo de la vida; y, por otro lado, seleccionar las candidaturas españolas a los Premios Internacionales de Alfabetización de la UNESCO convocados anualmente con motivo del Día Internacional de la Alfabetización.

Fuente: nuevecuatrouno

Related posts

Top