La inclusión digital de los mayores, un reto para la sociedad pospandemia

La tecnología propicia, no solo una mejora de la autonomía personal, sino un aumento de la calidad de vida de las personas mayores. Por ello, es necesario garantizar la inclusión de este colectivo en un mundo que, tras la pandemia, será más digital.

El móvil lo utilizamos para hacer la compra, buscar y reservar un restaurante, encontrar opiniones que nos puedan convencer de un servicio que vamos a recibir, para desplazarnos, para acceder a las cuentas bancarias y hacer operaciones, para compartir momentos en redes sociales o para conectar con los nuestros. La pandemia ha conseguido, además, que se multipliquen las actividades en el entorno digital y también ha demostrado que la tecnología cuida la parte más sensible y personal de nuestros mayores, que necesitan mantener contacto y pueden hacerlo con una videollamada, enterarse en tiempo real de noticias que les afectan directamente o realizar tareas detrás de las pantallas que, antiguamente, eran inimaginables.

Las personas mayores pueden adquirir, gracias a la tecnología, los conocimientos necesarios para desenvolverse en un mundo cada vez más digital, es un sector de la sociedad que puede rejuvenecer. Para ello es necesario fomentar sus competencias digitales, facilitar su inclusión, y garantizar un acceso digital seguro y saludable”, afirma Daniel Morales, Director de la Fundación Orange.

Un estudio realizado por Ipsos asegura que la edad media global en la que comienza la vejez son los 66 años. Sin embargo, para los españoles que tienen esa edad, confiesan tener esperar a los 74 para adquirir ese matiz de “vejez”. En este marco, muchos estudios garantizan que la tecnología y su acceso pueden ser la clave para alcanzar una mejor calidad de vida, y, por qué no, convertir esa vejez en una segunda juventud.

TECNOLOGÍA PARA PERSONAS MAYORES

Sin duda, el acceso a la tecnología puede ayudar a los mayores a sentirse más jóvenes y satisfechos, además de poder optimizar el tiempo dedicado a tareas más tediosas o mundanas, y conseguir disfrutar del día a día a gusto de cada uno. Velar por un envejecimiento sano implica ayudar a que las personas puedan valerse por sí mismas, y la tecnología es una herramienta para conseguir mejorar la calidad de vida.

“No podemos olvidar que la accesibilidad es un derecho para todos los sectores de la sociedad, y que la tecnología puede ayudarnos a facilitar aspectos de nuestra vida. Por tanto, conseguir que todas las personas que integran la sociedad puedan sentirse incluidas en el entorno, es un reto real en el que estamos trabajando cada día, para optimizar los recursos tecnológicos que cada vez son más, y conseguir una accesibilidad real que elimine la brecha”.

España cuenta con 9 millones de personas con más de 65 años. El estudio que publica el INE cada año asegura que un 27,9% (frente al 23,4% de 2019) de las personas mayores de 74 años utiliza internet en los tres últimos meses, lo que supone más de 1,2 millones de personas. Sin embargo, solo un 17,1% hace un uso diario de Internet (el 11,9% en 2019) y un 5,2% ha comprado online últimamente.

Estos datos demuestran que la inclusión digital de los colectivos de mayor edad presenta un reto real en la sociedad actual. Más allá del uso de WhatsApp para mandar mensajes o mantenerse conectados con sus familias a través de videollamadas, o incluso el acceso a la prensa para consumir contenidos de actualidad, ¿qué hay de poder volcar la vida al entorno digital que nos rodea?

“El reto es que la tecnología, en definitiva, pueda convertirse en un espacio de unión y convivencia de las personas, de todos los sectores humanos. Lo que más importa, siempre son las personas, para eso trabajamos”.

PLATAFORMA EDUCATIVA PARA LA INCLUSIÓN

La plataforma educativa y online de Orange, Orange Digital Center, pone a disposición de todos los colectivos un fácil acceso a internet y un aprendizaje de su uso, además de fomentar las competencias digitales a través de la educación y la inclusión digital, la innovación y el emprendimiento. De hecho, con el curso de Competencias digitales para la vida y el empleo, podemos aprender a sacarle partido a los dispositivos, o aprender lo relativo a la adaptación al entorno online para todos los aspectos de la vida y potenciar la usabilidad. “Convertirse en un ciudadano digital es una posibilidad, aprendiendo a sacar partido a todas las herramientas digitales y entendiendo también qué es un buen uso de la tecnología”.

Para aquellos que miren aún con desconfianza todo lo relacionado con la tecnología y la conectividad, existe la posibilidad de formarse en un Uso responsable y seguro de las TIC, otra de las opciones de Orange Digital Center te ofrece. Un MOOC de diez horas para aprender sobre la identidad digital, gestión de la privacidad en la red, netiqueta y riesgos de la red. Todo orientado a poder dotar a los mayores de más confianza, más seguridad, más adaptabilidad… en definitiva, que consigan rejuvenecerse con el uso de la tecnología. La edad es un estado mental, ¿verdad? Bienvenido a tu primera juventud tecnológica.

Fuente: Nobbot 

Related posts

Top