Conferencia: Conferencia sobre arte japonés:”El Tokaido de Hiroshige”

Esta conferencia se complementa con la exposición “La Estampa Japonesa”, que se expondrá en la Sala Pedro Navares del Centro Cultural “Adolfo Suárez”, desde el 17 al 22 de abril de 2017.

 Universidad Popular Carmen de Michelena de Tres Cantos (Madrid)

 

La Carretera Tōkaidō

La carretera Tōkaidō fue una de las Cinco Rutas construidas bajo Tokugawa Ieyasu, una serie de carreteras que conectaban la histórica capital de Edo con el resto de Japón. La Tōkaidō conectaba Edo con la entonces capital imperial, Kioto. Constituía la más importante y mejor conocida de todas éstas, transcurriendo a lo largo de la costa este de Honshū. A lo largo de esta ruta existían 53 distintas puestos que proporcionaban establos, comida, y alojamiento para los viajeros.

 

Hiroshige y la Tōkaidō

En 1832, Hiroshige viajó a lo largo de la Tōkaidō desde Edo a Kyoto, como parte de una delegación oficial que transportaba caballos que iban a ser presentados a la Corte Imperial.Los caballos constituían en sí un regalo simbólico del Shogun, presentado anualmente en reconocimiento del estatus divino del Emperador.

Los paisajes de la travesía causaron una profunda impresión en el artista, y éste creó numerosos bocetos en el transcurso del viaje, en tanto que a su retorno volvió por la misma ruta. Tras su vuelta a su domicilio, inmediatamente comenzó a trabajar en sus primeros grabados de Las Cincuenta y Tres Estaciones de Tōkaidō.

Finalmente, produciría 55 grabados en toda la serie: una por cada estación, más una pieza por el punto de partida y otra por el final. Los primeros grabados de la serie fueron publicados conjuntamente por las casas especializadas de Hōeidō y Senkakudō, con el arreglo de todos los grabados siguientes. Los grabados en madera de este estilo normalmente eran vendidos por el precio de entre 12 y 16 monedas de cobre cada uno, aproximadamente el mismo que un par de sandalias de paja o un plato de sopa. El enorme éxito de Las Cincuenta y Tres Estaciones de Tōkaidō situó a Hiroshige como uno de los más prominentes y exitosos grabadores de la Era Tokugawa.

Hiroshige continuó sus trabajos con la serie Las sesenta y nueve Estaciones de Kiso Kaidō, en cooperación con Keisai Eisen, documentando cada una de las estaciones de la Nakasendō (a la que se refiere con el nombre alternativo de Kiso Kaidō).

Related posts

Top